11 de septiembre,20 años del atentado a las Torres Gemelas 

El hecho que conmocionó al mundo, las secuelas continúan hasta hoy 

Rememorando aquel trágico suceso.

Era un martes 11 de septiembre del 2001, cuatro vuelos salieron de las aerolíneas American Airlines y United Airlines, luego de que fueran secuestrados por 19 terroristas pertenecientes al grupo terrorista Al Qaeda; dirigiéndose hacia distintos puntos del país. De los cuatro aviones, dos se estrellaron directamente en las Torres Gemelas, otro terminó por impactar en uno de los edificios del Pentágono y el último no llegaría a cumplir su objetivo, sin embargo, este mismo terminó por caer en un campo abierto en Pennsylvania. 

En el Aeropuerto Internacional Logan de Boston, (EE.UU), el vuelo 175 de United Airlines, se prepara para un vuelo de rutina hacia el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles California.

Al mando se encontraba el capitán Víctor J. Saracini ex piloto de la marina de 50 años, quien lleva más de 16 años trabajando para United Airlines. En cabina lo acompañaba el primer oficial y copiloto Michael Horrocks de 38 años, también ex marine del ejercito de los Estados Unidos.

La aeronave se trata de un Boeing 767-222, de 18 años de antigüedad, registrado N612UA.

Abordo se encontraban 56 pasajeros y 9 tripulantes, para un total de 65 personas en el avión, Entre los pasajeros hay 5 miembros de la organización terrorista, Al Qaeda, cuyo objetivo fue secuestrar el avión. Todos están sentados en clase de negocios cerca de la cabina de mando.

A las 8:14 el vuelo 175 despega, en ese momento a varias millas de distancia, el vuelo 11 de American Airlines que despego minutos antes, es secuestrado por otro grupo de terroristas a bordo. Minutos después, mientras el vuelo 175 continua ascendiendo, los pilotos escuchan una transmisión misteriosa (vuelo 11 tenemos varios aviones, quédense tranquilos y estarán bien, estamos regresando al aeropuerto) nadie se mueva, todo va a estar bien, si intentan algo se pondrán en peligro ustedes y  al avión. Solo quédense tranquilos. La transmisión vino de Mohamed Atta. Uno de los secuestradores del vuelo 11 quien envió el mensaje a la torre y demás vuelos por equivocación. A 20 minutos del despegue, el vuelo 175 ya se encuentra en su altitud crucero asignada de 31mil pies. El controlador les pregunta sobre el vuelo 11, (ATC; United 175, aquí Boston. ATC; ¿Tienen tráfico? Miren entre las doce y la una, a 10 millas más o menos con dirección al sur. Miren si pueden ver un 767 de American por favor.) Copiloto; negativo United 175. Un par de minutos después control de Boston les pregunta nuevamente. Poco después se despiden de control de Boston y contactan con el control de New York. Mientras tanto en la cabina de pasajeros los terroristas se preparan para ejecutar su plan.

Lo último que se escuchó del vuelo 175  fue “todos quédense en sus asientos”

Segundos después, los terroristas liderados por Marwan al-Shehhi, se levantan de sus asientos y usando cuchillos incapacitan a los pilotos. Al-Shehhi toma el control del avión junto con otro de los terroristas, los otros tres se quedan en la cabina de pasajeros para evitar cualquier intento de rescate del avión, cambian la señal del  transponder  para no revelar la posición del avión  y evitar ser rastreados.

Son las 8:46, el vuelo 11 de American acaba de impactar la torre norte.

Mientras los terroristas inician el desvió hacia New York, ingresan comunicación de la base de New York pero no hay respuesta del United 175.

Varios pasajeros intentaron llamar a sus seres queridos pero solo la llamada del pasajero Brian pudo ser oída.

Brian David Sweeney, llama a su esposa desde un teléfono en la parte trasera del avión, la conversación pudo ser escuchada ya que quedó grabada en la casilla de mensajes; Jule soy Brian, escucha estoy en un avión que han secuestrado, si las cosas no salen bien quiero que sepan que los amo quiero que  les vaya bien y tengan una buena vida, igual para mis padres y todos los demás, los amo mucho y los veré cuando lleguen allá, adiós amor tratare de llamarte”… 

Ya casi se encuentran en el cielo neoyorquino, por lo que ya son visibles a los radares, el piloto terrorista inicia un rápido descenso hacia el centro financiero de New York, pero va en dirección rumbo al vuelo Delta 2315 con peligro de colisionar.

ATC: Delta 2315, gire a la izquierda inmediatamente rumbo 200. Delta 2315 giro a la izquierda inmediato 200, Delta 2315. ATC: Afirmativo, trafico a la una a 10 millas directo hacia ustedes descendiendo, es un avión secuestrado no sabemos que está haciendo.

Luego de un par de minutos el vuelo 175 ya tiene a la ciudad de Nueva York a la vista. Solo hasta ahora notifican al NORAD Del vuelo 175, pero ya es muy tarde. El Boeing 767 va directo hacia la torre sur a casi mil kilómetros por hora.

El vuelo 175 impacta la torre sur a la 9:03  nadie sobrevive. Debido a que el avión impacto en un ángulo inclinado, una de las 3 escaleras de la torre quedo funcional y a través de ella se salvaron varias personas que alcanzaron a evacuar a tiempo.

Luego de casi 57 minutos ardiendo, la torre sur colapsa, la torre norte que fue impactada primero por el vuelo 11 se derrumba 28 minutos después. 

La ciudad de Nueva York fue víctima de uno de los ataques terroristas más grandes del mundo hace 20 años atrás. Las Torres Gemelas fueron impactadas por dos aviones comerciales, y como consecuencia fueron derrumbadas por el calor intenso.  Cerca del mediodía del 11 de Septiembre, el entonces Presidente de la Unión Americana, George W. Bush, declaró al país en “alerta máxima” tras señalar que “el terrorismo contra la nación no sobrevivirá”. Posteriormente, emitió un comunicado desde el Despacho Oval: “Hoy nuestra ciudadanía, nuestra forma de vida y nuestra propia libertad han sido atacadas, nos mantendremos juntos para ganar la guerra contra el terrorismo”.

Terminó con la vida de 2 mil 996 personas, incluidos los 19 terroristas y la desaparición de 24 víctimas. Hasta la fecha, sólo el 60% de los fallecidos han sido identificados; de hecho, gracias a los avances de la extracción de ADN, en los últimos años se identificaron cinco víctimas más. Miles de bomberos, policías, personal de emergencia y voluntarios se empeñaron en las tareas de rescate y se convirtieron en los salvadores de la ciudad, pero desgraciadamente alrededor de 343 bomberos murieron, aunque se logró sacar de los escombros con vida únicamente a 20 sobrevivientes.  

Al día de hoy el lugar se encuentra reconstruido, es un homenaje a los hombres, mujeres y niños que perdieron la vida durante los ataques del 11 de septiembre de 2001 y del 26 de febrero de 1993. El Memorial and Museum es un espacio destinado al recuerdo que permitirá que las generaciones futuras puedan entender lo que sucedió. El monumento conmemorativo consiste en dos fuentes idénticas que ocupan el espacio en el que se ubicaban los cimientos de las Torres Gemelas. Los nombres de todas las personas fallecidas en los ataques están grabados en bronce en la parte superior de las paredes que recubren las fuentes. El agua se desliza lentamente por las cascadas presentes en las cuatro paredes de las fuentes. El monumento ha sido descripto como profundamente conmovedor y emotivo, y transmite además una gran sensación de paz.

Este día aún reúne a todos los ciudadanos del país en una reflexión silenciosa. El 11 de septiembre es un día que jamás debería olvidarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s