Better Call Saul: El mejor Spin-off

Tras la fama y el reconocimiento de Breaking bad, considerada una de las mejores series, su creador: Vince Gilligan, junto a Peter Gould, deciden sacar un relato diferente sobre un personaje del programa. Ya es icónica la historia del profesor de química de secundaria que, al enterarse que tiene cáncer de pulmón, decide adentrarse en el mundo de las drogas “cocinando” metanfetamina para dejarle dinero a su familia. El camino de Walter White para convertirse en Heisenberg, su ascenso, su reinado, su descenso y su inevitable fin.

Breaking Bad (2008-2013)

Podría decirse que no solo Breaking Bad, como Walter White, fueron las únicas “marcas” reconocidas de la serie. También lo es el personaje de Jesse Pinkman, el joven adicto que se une al profesor de química. Una persona con consciencia y amabilidad, con muchos vicios y problemas, un individuo muy manipulable del cual vimos como Walter aprovechó cada oportunidad para usarlo. Hank, el cuñado, oficial de la DEA, molesto, gracioso, un poco insoportable pero leal a su trabajo y a su estricta moral estadounidense. Gustavo Fring, el personaje chileno que no tenía nada de chileno, distribuidor de droga, el antagonista más importante en la serie. Mike, el hombre de confianza de Gustavo, un señor bajito, pero muy fuerte, inteligente y sabio. Todos estos personajes están en la mente de millones de espectadores que pueden tener la imagen de cada uno mientras leen sus nombres. La intención de este posteo, sin embargo, se centra en el cual no nombré aun.

Saul Goodman es el abogado/criminal que el dúo delictivo necesitaba, un hombre que los representaría en un marco legal y los ayudaría con contactos para poder lograr sus objetivos. Un personaje muy carismático, muy bien guionado, actuado y a veces improvisado por el actor Bob Odenkirk, un comediante que fue perfecto para el rol. Better Call Saul es el nombre del octavo episodio de la segunda temporada de Breaking bad, la primera aparición de Saul, y así se llamó la serie que se estrenó en el año 2015.

En esta serie se plantea otra evolución, pero en este caso no vemos el comienzo, ya que el paso de Jimmy Mcgill a Saul Goodman se da desde su niñez. Cada momento mostrado, cada situación pasada sobre la vida de Jimmy antes del tiempo actual donde transcurre el show, nos va mostrando el porqué de esta evolución y más que nada, de sus actos. La maldad que decide adoptar Walter no se compara con el camino de Jimmy, él decide ser un abogado a su manera, tal vez no de la manera más legal, por así decirlo, pero no por esas cosas se convertiría en un villano. El problema radica en los cruces que tuvo Jimmy, el cartel y los narcotraficantes con los se codeó por obligación o por trabajo.

Sin hacer ningún tipo de spoiler sobre la serie en sí, en ámbitos generales: Better Call Saul cuenta la historia de Jimmy Mcgill, este abogado que suele ser contratado por “la gente culpable”, su relación con su hermano Chuck, otro abogado, pero uno muy exitoso y reconocido, socio de la firma HHM, donde también trabaja Howard Hamlin, un rival en la vida de Jimmy que nos demuestra que las apariencias a veces engañan. Podemos ver la relación de Jimmy con otra empleada de la misma firma: Kim Wexler, un personaje más que interesante que marca mucho el camino del protagonista, perfectamente representado por la actriz Rhea Seehorn; vemos la historia de Ignacio Varga, un joven que quedó atrapado en el mundo de las drogas por juntarse con la gente equivocada y, último, pero no por eso menos importante, las idas y vueltas entre Jimmy y Mike, el personaje ya querido de Breaking bad, que también cumple un rol importante que explica su evolución y su introducción en este mundo tan conflictivo. Pero, además, la serie nos muestra a Gene Takovic, un empleado de la cadena de repostería Cinnabon, que tiene una vida muy aburrida y tediosa, pero todas las noches vuelve a su casa y saca de un escondite videos de tiempos pasados, de su vida como Saul Goodman. En un blanco y negro muy melancólico vemos, a principio de cada temporada, un poco del hombre que escapó y cambió de identidad luego de que se demostraran los delitos tanto de Heisenberg como los de él mismo.

El show no solo se destaca por su guion y sus actuaciones, la fotografía, así como los colores y la dirección. Todas las decisiones visuales, la música, los sonidos, lo que te cuenta, lo que decide no contarte, los flashbacks, todo muy bien logrado y al mismo tiempo todo sirve para relatar la vida de los personajes.

EL último episodio de la serie se estrena este martes 16 de agosto por la plataforma de Netflix. Las teorías sobre cómo será el desenlace ya son miles, pero tendremos que esperar para ver como terminará la tragicómica historia de este carismático abogado.

Mariano Vera

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s